Make your own free website on Tripod.com


Herencia Cristiana

Republica Fundamentalista Cristiana de America

El Regreso del "Cucuy"

Febrero 21-27 de 2003

 

Por Jorge Mariscal Hispanic Link 

Casi en la última parte del discurso que el presidente George W. Bush dijo en su informe e la nación, apareció una figura fantasmal, muy reconocida por los latinos. El viejo “cucuy” que nos persigue e leyendas, llegó disfrazado del “destino manifiesto”, la ideología de la superioridad racial y cultural que guió a los Estados Unidos a explotar (¿apropiarse?) del Oeste, quedándose con territorios mexicanos, luego miró al sur hacia la América Central y el Caribe y mucho más allá del Océano Pacífico.

Al escribir sobre la anexión de Texas  en 1845,el político John O´Sullivan inventó la frase “destino manifiesto” para describir la ideología expansionista de los Estados Unidos. Declaraciones recientes del presidente Bush contienen un eco de similitud con las palabras de O´Sullivan, ahora que, ate la posibilidad de una nueva guerra, otras naciones han puesto en duda la hegemonía de los Estados Unidos.

Robert Winthrop, un congresista republicano, entre otros, volvió a  utilizar esa frase de O´Sullivan para justificar su campaña en pro de una guerra con México para hacerse  con los territorios norteños de ese país hace más de 150 años.

Según el concepto original de O´Sullivan, Dios puso en manos de los Estados Unidos “el desarrollo del gran experimento de  libertad y autogobierno de estados federales”.

En muy pocos años, Estados Unidos había conquistado todo el suroeste y obligó a México a firmar el Tratado de Guadalupe Hidalgo, que le cedía esos territorios.

El destino manifiesto en su encarnación del siglo XXI ha disfrazado la retórica racista pero aún lleva con orgullo una indumentaria del arrogante. El presidente Bush en su discurso declaró que: “los americanos somos un pueblo libre, que sabemos que la libertad es el derecho de cada persona y el futuro de toda la nación. La libertad que precisamos no es el don de Estados Unidos al mundo: es el don de Dios a la humanidad”. No hace falta aclarar la implicación.

Dios otorgó la libertad a la humanidad y los Estados Unidos es quien interpreta e implementa la voluntad de Dios en la tierra.

El presidente también dijo, “América es una nación fuerte y honorable en el uso de nuestra fuerza. Utilizamos la fuerza sin conquistar, y nos sacrificamos por la libertad de otros”.

Bueno pues, dígale lo anterior a los indígenas nativos norteamericanos, a los puertorriqueños, a los filipinos y a los centroamericanos. Cuénteselo a los mexicanos que habitaban el suroeste durante el siglo XVI.

Más aún, repita ese discurso a las familias de cientos de inmigrantes indocumentados que han muerto en la frontera “militarizada” simplemente porque buscaban una mejor vida.

Escondida en el discurso había una frase que no fue muy analizada, pero que es reveladora. El presidente advirtió: “La ideología de la fuerza y de la dominación ha vuelto a aparecer”.

El dictador de Irak, sugirió Bush, es la encarnación de esta ideología tal y como lo habían sido el “hitlerialismo, el militarismo y el comunismo” de las décadas pasadas.

Millones de personas de todo el mundo y en Estados Unidos de inmediato concordaron que efectivamente, “la ideología de la fuerza y la dominación” ha vuelto ha surgir. Pero muchos comprenden lo que realmente ocurre. Saben que los más grandes promotores de “la ideología de la fuerza y la dominación” hoy se llaman Bush, Cheney y Rumsfeld, entre otros.

“Esta nación entra en guerra contra su voluntad, porque conocemos el costo, y anticipamos los días de luto que siempre llegan”, añadió el presidente. Los ultra conservadores de la administración de Bush temen los días de luto solo en abstracto, porque ellos o sus familias no corren el riesgo de perder la vida. El verdadero luto les llegará a miles de iraquíes inocentes y las familias de los soldados norteamericanos que serán sacrificados.

Si permitimos que continúe, la administración Bush  ha optado no sólo por la guerra permanente, sino también por el luto permanente. Habrá luto permanente en miles de hogares en este país y muchos más en el resto del mundo.

Durante este mes tenemos una nueva razón para sentir luto. Siete astronautas murieron en el claro cielo del suroeste. Que terrible ironía que el trasbordador espacial Columbia se desintegrara sobre Texas, el campo de cultivo de la carrera política de George W. Bush y cuna de uno de los episodios más tempranos del “destino manifiesto”.

 *Jorge Mariscal es veterano de la guerra de EU en Vietnam y director del programa de Artes y Humanidades Chicano/a-Latino/a en la Universidad de California en San Diego.


Referencia:

Diario La Prensa del Inland Empire

In accordance with Title 17 U.S.C. section 107, this material is
distributed without profit or payment to those who have
expressed a prior interest in receiving this information for
non-profit research and educational purposes only.

bar

Vuelva a ...REPUBLICA FUNDAMENTALISTA

Visite...HERENCIA CRISTIANA


MailHome

http://www.herenciacristiana.com
Ultima Actualizacion Abril 26, 2003
por greenman_92553 - Elias Bernard
COPYRIGHT - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS